L'enKanteri


Vela artesanal con mineral de Protección

Vela artesanal con mineral de Protección

2,60 €

Producto NO Disponible - (Imp. Incluidos)




DESCRIPCIÓN

Vela blanca con turmalina negra para protección.

Esta vela está fabricada de manera totalmente artesanal, con cera vegetal, un poco de parafina y con mecha de algodón encerada. La vela ha sido ritualizada y cargada con energía universal y minerales.

Medidas: 4 x 4,8 x 4,8 cm

Incluye: Las propiedades del mineral.

PARA QUÉ SIRVE LA VELA

La vela la podemos usar para la protección. Ya sea individual, familiar, del hogar, de un negocio, etc.

PROPIEDADES DE LA TURMALINA NEGRA

- Absorbe las radiaciones electromagnéticas de teléfonos móviles, wifis, radiación, etc.

- Protege contra energías negativas, ataques psíquicos, encantamientos y malas voluntades. Hace un escudo protector alrededor del cuerpo.

- Trabaja el chakra base, asienta la energía e incrementa la vitalidad física.

- Dispersa la tensión y el estrés.

- Reduce los pensamientos negativos. Nos hace tener una actitud positiva, fomenta la auto-confianza y absorbe los miedos. Es de ayuda para superar momentos de angustia y depresión.

- Benéfica para la plantas y puede actuar como insecticida natural.

SALUD

- Activa el sistema inmunitario.

- Ayuda en casos de artritis, alivia el dolor y realinea la columna vertebral.

- Buena en casos de dislexia. Gran regenerador hormonal.

- Benéfica en casos de cálculos renales o problemas de gota.

* Texto extraído de la biblia de los cristales.

MODO DE USO

Esta vela la podemos poner siempre que queramos. Si creemos en los Ángeles podemos invocar al Arcángel Miguel que es el gran protector y justiciero.

Pondremos la vela en una bandeja que aguante bien el calor y el fuego. No deberíamos ponerlas ni en el lavabo, cocina o dentro de una chimenea. Sacaremos el mineral y lo pondremos cerca para que coja la energía de la vela.

Encender la vela con cerillas de madera, palillo de madera o varilla de incienso. Hacer la petición (mentalmente, en voz alta o en un papel escrito y quemarlo con la llama de la vela). Dejaremos quemar la vela en su totalidad. Cuando la vela haya acabado podemos llevar el mineral con nosotros o dejarlo allí donde queramos que proteja.

Podemos reforzar nuestro ritual de protección podemos usar inciensos para reforzarlo, como por ejemplo incienso de protección, del Arcángel San Miguel.