Serpentina

Serpentina

3,50 €

Producto Disponible (7 En Stock) - (Imp. Incluidos)



DESCRIPCIÓN

Canto rodado grande de serpentina.

Medidas: Entre 2 y 3 cm aproximadamente, dependiendo de la pieza.

Color: Tonalidades de verdes, con motas y vetas negras.

Textura: Mayoritariamente lisa con alguna rugosidad.

Incluye: La primera limpieza energética del mineral y un pequeño resumen con sus propiedades.

PROPIEDADES MÁGICAS DE LA SERPENTINA

  • Asiente en la tierra.
  • Ayuda a la meditación.
  • Te hace explorar tu lado más espiritual.
  • Limpia los chacras y estimula el chacra coronario.
  • Despierta las capacidades psíquicas.
  • Piedra que abre nuevos caminos para que la energía kundalini ascienda.
  • Recupera sabiduría y recuerdos de vidas pasadas.
  • Te hace tener el control de tu propia vida.
  • Para desequilibrios mentales y emocionales.
  • Muy limpiadora a nivel físico.

SALUD

  • Gran desintoxicante del cuerpo y de la sangre.
  • Se dice que da longevidad.
  • Elimina parásitos.
  • Absorbe el calcio y el magnesio.
  • De ayuda en casos de hipoglucemia y diabetes.

LIMPIEZA Y RECARGA ENERGÉTICA

Métodos de limpieza energética de minerales.

- Sal: Poner un poco de sal gorda o sal rosa del Himalaya en un plato y colocar el mineral. Lo dejaremos un mínimo de 2 horas.

- Incienso: Pasaremos el humo de un incienso que limpie energías negativas alrededor del mineral. (Ejemplos de incienso: Ruda, palo santo, copal, romero, salvia, sangre de dragón, clavo, coco, sándalo, etc.).

- Colonias o sprays: Por ejemplo cogeremos el aroma celestial o el agua de florida y pondremos un poco de producto en un pañuelo blanco. Limpiar el mineral.

- Agua: Pasaremos el mineral por debajo del agua y si queremos podemos limpiarlo con un poco de jabón neutro. Lo enjuagaremos bien y lo secaremos con un paño blanco.

- Cuencos y crótalos tibetanos: Poner el mineral dentro del cuenco o debajo de los crótalos y los haremos sonar. Su sonido y vibración limpiará cualquier negatividad.

Carga energética de los minerales:

- Luna: Ponerlos bajo la luz de la luna, siempre cuando esté en una fase creciente o llena.

- Sol: Poner donde le toque la luz del día (siempre la luz del sol indirecta, porque sino podría dañar el mineral).

- Tierra: Colocar sobre la tierra, ya sea en una maceta que tenga plantas o en el jardín.

- Drusa: Podemos ponerla encima o al lado de una drusa de amatista o cuarzo blanco.