vela_de_san_juan.jpg

No Disponible

Vela de San Juan

11,50 €

Producto Disponible (7 En Stock) - (Imp. Incluidos)




Vela ritualizada para San Juan.

La Vela de San Juan es una pieza esencial para quienes buscan renovar su energía y atraer prosperidad en la festividad del solsticio de verano. Esta vela, 100% natural y artesanal, está cargada con energía universal y minerales, y viene acompañada de un mineral sorpresa y un cono de incienso de mirra. Su propósito es alejar las malas energías y atraer abundancia, suerte y amor.

HISTORIA DE LA NOCHE DE SAN JUAN

La celebración de la Vela de San Juan está profundamente arraigada en las tradiciones ancestrales de diversos pueblos europeos, especialmente en España y Portugal. Esta festividad coincide con el solsticio de verano, la noche más corta del año, y está llena de rituales que simbolizan la renovación y la purificación.

El origen de la Noche de San Juan se remonta a tiempos precristianos, cuando se rendía culto al sol en el solsticio de verano. Con la llegada del cristianismo, estas festividades paganas se cristianizaron, y San Juan Bautista, cuyo nacimiento se celebra el 24 de junio, se convirtió en la figura central de la festividad. San Juan Bautista es conocido por su papel en la preparación del camino para Jesucristo, y su simbología de purificación y renacimiento se alinea perfectamente con los rituales de la noche del solsticio.

Durante esta noche, se encienden hogueras y velas como símbolos de protección y purificación. Saltar sobre las hogueras es una práctica común que se cree que ahuyenta a los malos espíritus y trae buena suerte. El fuego, elemento central de la festividad, representa el poder del sol y su capacidad para renovar la vida. Además, muchas personas escriben sus deseos en un papel y lo queman en el fuego para que sus peticiones se hagan realidad.

Con el tiempo, la Noche de San Juan ha evolucionado y se ha adaptado a las distintas culturas y regiones. En algunas zonas, se celebra con música, danzas y banquetes, mientras que en otras se realizan rituales más íntimos y personales. La Vela de San Juan se ha convertido en un elemento esencial para quienes buscan conectarse con estas energías renovadoras y aprovechar la oportunidad de purificación y nuevos comienzos que ofrece esta mágica noche.

Esta rica tradición sigue viva hoy en día, combinando antiguos rituales paganos con creencias cristianas, y proporcionando una oportunidad única para la reflexión, el renacimiento y la celebración.

PROPIEDADES DE LA VELA DE SAN JUAN

VELA DE SAN JUAN

La Vela de San Juan está diseñada con varios colores, cada uno de los cuales tiene propiedades específicas que ayudan en diferentes aspectos de la vida espiritual y emocional.

  • Amarillo: El color amarillo de la vela representa la iluminación y la guía. Este color está asociado con la claridad mental y la capacidad de discernir el camino correcto. Usar una vela amarilla en rituales ayuda a mejorar la concentración, la memoria y la toma de decisiones. Además, atrae alegría y optimismo, infundiendo una sensación de bienestar y energía positiva.
  • Violeta: El violeta es conocido por sus propiedades de transmutación. Este color tiene la capacidad de transformar las energías negativas en positivas, limpiando y purificando el entorno y el aura de quienes lo utilizan. Es ideal para rituales de sanación y meditación profunda, promoviendo la paz interior y el crecimiento espiritual. La vela violeta también ayuda a desbloquear la creatividad y a liberar el estrés y la ansiedad.
  • Rojo: El color rojo es un símbolo de fuerza, valor y pasión. Este color es poderoso para atraer energía vital y motivación. Encender una vela roja durante los rituales puede fortalecer la determinación y el coraje, ayudando a enfrentar desafíos con confianza. Además, el rojo está asociado con el amor y la sexualidad, siendo útil en rituales para mejorar las relaciones y la atracción amorosa.
  • Purpurina dorada: La purpurina dorada que adorna la Vela de San Juan simboliza la prosperidad y la abundancia. Este toque dorado no solo embellece la vela, sino que también potencia su capacidad para atraer riquezas y éxito. Usar una vela con purpurina dorada en rituales puede aumentar las oportunidades de prosperidad financiera y profesional, así como la realización personal y espiritual. Es un recordatorio visual y energético de la capacidad de atraer cosas buenas y valiosas a la vida.

INCIENSO DE MIRRA

El incienso de mirra tiene propiedades poderosas para la purificación y protección. Es conocido por sus efectos calmantes y su capacidad para eliminar energías negativas del entorno. La mirra también se usa en rituales de meditación y sanación, ayudando a establecer una conexión espiritual más profunda y a promover la claridad mental y la paz interior.

MINERAL SORPRESA

El mineral sorpresa incluido en la Vela de San Juan sirve como un amuleto adicional de buena suerte y protección. Cada mineral tiene sus propias propiedades únicas que pueden ayudar en diversos aspectos de la vida, desde la atracción de abundancia hasta la mejora de la salud y el bienestar espiritual. Este mineral puede ser guardado y utilizado en otros rituales o llevado como talismán.

MODO DE USO

Esta vela se puede poner el 23 de junio o 24 de junio y la dejaremos quemar hasta el final.

Colocaremos la vela en una bandeja forrada con papel de plata. Si es posible intentaremos colocarla fuera de la cocina, el baño o la chimenea, pues las corrientes arrastran y se llevan aquello que pedimos. Si no es posible evitar estos lugares, la colocaremos en el punto más alejado del agua (fregadero o bañera). También colocaremos el cono de incienso dentro de la bandeja.

Fuera de la bandeja pondremos el mineral que acompaña la vela que será nuestro amuleto para este año (todas las velas llevan minerales diferentes y cada uno incluye las propiedades para saber en qué nos ayudará durante el año). También se puede acompañar con otros minerales, pulseras o amuletos que queramos ritualizar, todos ellos los colocaremos al lado de la piedra, siempre fuera de la bandeja.

Una vez esté todo colocado, procederemos a encender la vela con una cerilla de madera (si no tuviéramos podemos usar un palillo de madera o una varilla de incienso) y el cono de incienso. Haremos nuestras peticiones , estas podemos hacerla en voz alta, mentalmente o escritos en un papel (mejor que sea blanco y escribir con un lápiz de madera).

Si los deseos los escribimos tenemos 2 opciones: podemos quemar el papel con la llama de la vela, guardar las cenizas y al día siguiente saldremos al jardín, balcón, bosque, etc. y soplaremos las cenizas hacia el cielo como si enviáramos nuestros deseos al universo o, si no queremos quemarlos, los podemos poner con los amuletos y una vez acabada la vela guardaremos los deseos en un cajón y el año que viene podemos ver que deseos se han cumplido.

Una vez la vela se haya consumido, podemos enterrar los restos de cera en una maceta o tirarlos a la basura. El mineral lo podemos llevar con nosotros o colocarlo en algún lugar de la casa.

Para cualquier duda, en L'enKanteri Manresa estamos a tu disposición para resolverlas.

MEDIDAS

Medidas: 13 x 6 cm aproximadamente.

Duración: Entre 16 y 24 horas aproximadamente.

La fecha límite para compra la vela de San Juan es el jueves 16 de junio.

No se encontraron resultados.


Deja un Comentario