L'enKanteri


Pulsera Elástica con Chips de Ágata Musgosa

Pulsera Elástica con Chips de Ágata Musgosa

4,50 €

Producto Disponible (3 En Stock) - (Imp. Incluidos)



DESCRIPCIÓN

Pulsera elástica con chips de ágata musgosa.

Medidas: Entre 6 y 8 cm de diámetro aprox. Dependiendo de la pieza.

Incluye: La primera limpieza de la pulsera y un pequeño resumen con las propiedades del mineral.

PROPIEDADES MÁGICAS DEL ÁGATA MUSGOSA

  • Refrescante del alma.
  • Alivia la sensibilidad al tiempo atmosférico y la polución medioambiental.
  • Mineral benéfico para personas que se dedican a la agricultura o botánica.
  • Conocida como la piedra de las comadronas.
  • Elimina los bloqueos y dificultades espirituales.
  • Dicen que llama a la abundancia.
  • Aumenta la autoestima y fortalece la personalidad.
  • Ayuda a la liberación de los miedos y la tensión.
  • Fomenta la capacidad de llevarse bien con otros.
  • Promueve la autoexpresión y la comunicación.

SALUD

  • Ayuda en la recuperación.
  • Antiinflamatoria.
  • Favorece el buen flujo del linfático.
  • Activa el sistema inmunitario.
  • Puede ayudar a tratar las infecciones, las gripes, los resfriados y rebaja la fiebre.

*Texto extraído de la Biblia de los Cristales.

LIMPIEZA Y RECARGA DEL MINERAL

Para limpiar energéticamente la pulsera.

- Agua y Jabón: Pasar la pulsera por debajo del agua y después secar con un paño blanco.

- Incienso: Pasar el humo de algún incienso que limpie energías negativas, alrededor de la pulsera. (ruda, romero, salvia, palo santo, copal, coco, clavo, sangre de dragón, sándalo, etc).

- Aguas y colonias: Poner un poco de producto como por ejemplo aroma celestial o agua de florida sobre un paño o pañuelo blanco y limpiar la pulsera.

- Cuencos o crótalos tibetanos:Colocar la pulsera dentro del cuenco o debajo del crótalo y hacer sonar el instrumento.

No recomendamos hacer servir la sal para no dañar la silicona de la pulsera.

Para cargar el mineral podemos usar la luz solar (nunca directa), la luz de la luna (mejor en fase creciente o llena), la tierra (en un jardín o maceta) o encima de una drusa de amatista o cristal de roca.