Mala Tibetano de Cuarzo Rosa y Om

Mala Tibetano de Cuarzo Rosa y Om

22,50 €

Producto Disponible (1 En Stock) - (Imp. Incluidos)



Los malas también conocidos como rosarios budistas. Contienen 108 cuentas que representan las 108 pasiones y también los 108 conocimientos. Para ellos el 108 es un número sagrado y simboliza el universo. Los filamentos que tienen al final de los malas representan la sabiduría de los Budas.

DESCRIPCIÓN

Mala de bolas lisas de 6 mm de cuarzo rosa y símbolo Om.

Incluye: La primera limpieza energética del mala y un pequeño resumen con las propiedades del cuarzo rosa y del símbolo.

PARA QUE SIRVEN LOS MALAS

Son utilizados para recitar mantras, para la meditación y para concentrarnos. Apaciguan la mente, nos ayuda a mantenernos en el presente y conseguiremos paz y silencio.

MODO DE USO

Las cuentas del mala se pasan de izquierda a derecha, en el sentido de las agujas del reloj. En todos lo malas siempre hay una cuenta más grande que las otras, llamada Guru, ésta no la contamos y pasaremos por encima. Una vez llegamos al final del mala volveremos a empezar pero entonces al contrario de las agujas del reloj.

Podemos llevarlo colgado como un collar, o bien puesto como pulsera en el brazo izquierdo. También lo podemos dejar en la estancia donde meditamos normalmente.

Es un objeto de protección y hay que tenerle respeto.

RECOMENDACIONES

No dejaremos nunca el mala en el suelo. Si se cae al suelo, se dice que hay que tocarse la coronilla mientras se repite 3 veces Om Ah Hung. Y mejor no dejar nuestro mala a nadie, ni que nadie más que tú lo toque.

PROPIEDADES MÁGICAS DEL CUARZO ROSA

  • Representa el amor incondicional y la paz infinita.
  • Buena para la apertura del chakra corazón y enseña la verdadera esencia del amor.
  • Limpia el corazón y nos aporta una profunda curación del alma.
  • Proporciona seguridad, calma y es benéfica para usar en momentos de crisis o traumas.
  • Mineral para atraer el amor.
  • Da confianza y armonía en las relaciones existentes, favoreciendo el amor incondicional.
  • Trabaja la empatía y la sensibilidad, ayuda a aceptar los cambios cuando son necesarios.
  • Excelente mineral para la sanación emocional.
  • Aligera las penas y las emociones no expresadas. Sanadora emocional, sobre todo si hay carencias afectivas.
  • Si nunca has recibido amor, este mineral te abre el corazón para que puedas ser receptivo.
  • Enseña a amarnos a nosotros mismos y es vital si piensas que no mereces ser amado.
  • Útil para el perdón y la auto aceptación, mejora la autoestima y la confianza en uno mismo.

SALUD

  • Fortalece el corazón y al sistema circulatorio, elimina las impurezas de los fluidos corporales.
  • Puesta sobre la glándula timo, alivia los problemas de pecho y pulmones.
  • Ayuda a la sanación de los riñones y glándulas adrenales.
  • Puede mejorar los problemas de vértigo.
  • Aumenta la fertilidad
  • Puede ser de ayuda en casos de Alzheimer, Parkinson y demencia senil.

*Texto extraído de la Biblia de los cristales.

SÍMBOLO OM

El símbolo Om es un sonido sagrado hindú, está considerado el mayor de todos los mantras. Se compone por tres sonidos: A-U-M.

La A simboliza la creación que dimana de la semilla del Dios Brahma, la letra U se refiere a Vishnu, que conserva el mundo sosteniendo a Brahma sobre un loto encima de sí mismo, y la M simboliza a Shiva, que aspira el aire para que todas las cosas se desintegren y sean reducidas, una vez más a su esencia.

Este símbolo está considerado la raíz del universo y se dice que su sonido sigue manteniendo todo unido.

LIMPIEZA Y RECARGA

Para limpiar energéticamente nuestro mala podemos usar varios métodos:

- Sprays o colonias: Poner un poco de producto (aroma celestial, agua de florida) en un paño y limpiaremos el mala.

- Incienso: Pasar el humo de un incienso que limpie energías negativas alrededor del mala. (ejemplos de incienso serían la ruda, copal, palo santo, romero, salvia, coco, etc).

- Crótalos o cuencos tibetanos: Poner el mala dentro del cuenco tibetano o debajo de los crótalos y los haremos sonar.

No recomendamos usar la sal para no dañar los hilos de los malas.